miércoles, 11 de marzo de 2009

Metropolis Vaticana - Alavada tu seas entre todas las máquinas

"La mujer más feliz del mundo, limpia y obediente"


Aunque parezca anacrónico, el discurso del Papa Benedicto XVI sigue apelando al deber de obediencia y entrega de las mujeres. Ayer, la que fue la primera visita oficial del Pontífice a Roma –hace once años que un Papa no pisaba el Ayuntamiento- se convirtió en un despliegue de machismo doctrinal ante las monjas del monasterio de las Oblatas de Santa Francisca Romana. La Iglesia, aseguró Benedicto XVI, necesita mujeres “que sepan obedecer a los pastores”, “estimularles con sus sugerencias”, y que sean “todas de Dios y todas del prójimo”.

“Roma necesita mujeres todas de Dios y todas del prójimo; mujeres capaces de recogimiento y de servicio generoso y discreto; mujeres que sepan obedecer a sus pastores, pero también apoyarles y estimularles con sus sugerencias”. Esta vocación “es el regalo de una maternidad que se hace una con la oblación religiosa, a modelo de María”, pregonó el pontífice a las miembros de la orden de Santa Francisca Romana fundada en 1.433.

El Papa habló de este modo en el monasterio de las Oblatas al que acudió tras visitar el Ayuntamiento donde le recibió el alcalde, Gianni Alemanno. Y aunque ante las religiosas discriminó a las mujeres, relegándolas al “servicio discreto” y a la “obediencia”, en su discurso en el consistorio, había pedido a los romanos dejar de lado la discriminación referida, eso sí, a los inmigrantes.

Mientras Benedicto XVI da que hablar con sus discursos con reminiscencias machistas, L’Osservatores Romano, su diario oficial, hace lo propio resaltando el poder “liberalizador” de la lavadora en la vida femenina. En un artículo con motivo del Día internacional de la Mujer, la periodista Giulia Galeotti afirma que la lavadora podría considerarse uno de los factores que más ha contribuido a la emancipación de la mujer.

En el texto titulado “La lavadora y la emancipación de la mujer. Pon el detergente, cierra la tapa y relájate”, la autora sitúa el electrodoméstico en la lista de los factores que más han “contribuido” en este sentido."El debate está caldeado. Algunos dicen que la píldora, algunos que el derecho al aborto y algunos que el derecho a trabajar fuera de casa. Otros, sin embargo, osan ir más allá: la lavadora", responde.

Tras repasar la historia del aparato, Galeotti llega a las modernas lavanderías en las que “capuchinos, aperitivos, cocktails, cenas, conexión a Internet y televisiones de plasma convierten hacer la colada en un momento de socialización, entretenimiento y seducción”. Además, gracias a los modelos “más estables, livianos y eficaces” se tuvo “la imagen de la súper mujer en el hogar, sonriente, maquillada y radiante entre los electrodomésticos de su casa”, concluye la periodista.



"Una mujer como Dios manda"

Una gran canción de Baute y Marta

8 Comments:

At 11 mar. 2009 9:08:00, Anonymous Anónimo said...

Porqué tendreis los "regresistas" esa obsesión por todo lo concerniente a la Iglesia si vosotros no estais de acuerdo con ella?. Será porque el que se pica "AJOS COME"
Por cierto, si no sabes si esa máquina tiene algo que ver con ALAVA, deberías irte a otro pais a aprender un poco de ortografía española, así podrías criticar a la Iglesia con un poquito de conocimiento, al menos ortográfico.
Creo que si criticaras un poquito de vez en cuando a la izquierda estoy seguro que errarías menos.
Chao....

 
At 11 mar. 2009 11:42:00, Blogger Ruby Marmolejo said...

'Porqué tendreis los "regresistas" esa obsesión por todo lo concerniente a la Iglesia si vosotros no estais de acuerdo con ella?. Será porque el que se pica "AJOS COME"'

Pues para que no nos pase por ejemplo como a los Iraníes laicos que sucumbieron y padecen la revolución islámica. Hay que descabezar al fanatismo religioso antes de que asome la cabeza en la sociedad.

Quizás a tí el comportamiento de la iglesia y los anacronismos que dice el papa te parezcan cojonudos. A mí no. A los peperos os encantaría vivir como en Iran o Arabia Saudí, pero con el cristianismo, a mí no.

'Por cierto, si no sabes si esa máquina tiene algo que ver con ALAVA, deberías irte a otro pais a aprender un poco de ortografía española, así podrías criticar a la Iglesia con un poquito de conocimiento, al menos ortográfico'

No me extraña que seas incapaz de ver el juego de palabras entre alavada y lavadora. Supongo que ni siquiera habrás leido el post, lo tuyo es sólo leer el título y dejar tu caquita.

 
At 11 mar. 2009 15:14:00, Anonymous Anónimo said...

Uy!!!, perdona, no me acordaba ya de lo sutiles que sois los "regres" para dar la vuelta a vuestros propios errores, gracias por la aclaración, y sigue estudiando, chao....

 
At 12 mar. 2009 20:07:00, Blogger Daniel Terrasa said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 12 mar. 2009 22:45:00, Anonymous Anónimo said...

¿Hay censurador(a) en esta mierda de blog?

 
At 12 mar. 2009 23:30:00, Anonymous Anónimo said...

Sí, la Tontolejo censura lo que no le gusta.

 
At 13 mar. 2009 16:31:00, Anonymous Anónimo said...

Todo hay que decirlo: las modelos de los anuncios están que crujen, sobretodo las pantorrillas de la segunda. ¡Un brindis por las mujeres de piernas bien torneadas!

 
At 13 mar. 2009 19:59:00, Anonymous Anónimo said...

"alavada"

Ruby, eres una analfabeta patética... No me extraña que votes PSOE

 

Publicar un comentario

<< Home